Archivo de la etiqueta: tertulias dialógicas

Competencia lectora en las tertulias literarias dialógicas

 

flickrcc

La lectura de un clásico debe depararnos cierta sorpresa en relación con la imagen que de él teníamos. Por eso nunca se recomendará bastante la lectura directa de los textos originales evitando en lo posible bibliografía crítica, comentarios, interpretaciones. La escuela y la universidad deberían servir para hacernos entender que ningún libro que hable de un libro dice más que el libro en cuestión; en cambio hacen todo lo posible para que se crea lo contrario. Por una inversión de valores muy difundida, la introducción, el aparato crítico, la bibliografía hacen las veces de una cortina de humo para esconder lo que el texto tiene que decir y que sólo puede decir si se lo deja hablar sin intermediarios que pretendan saber más que él.”( Italo Calvino)

He asistido estas últimas semanas a varias conferencias sobre las experiencias de éxito e inclusión en la comunidad escolar europea y, en dos de ellas, se hizo mención a dos autores fundamentales de la pedagogía comunicativa: Bakhtin y Vigotsky. Estos descubrieron, hace tiempo, algunos de los conceptos básicos en los que se apoya  el aprendizaje  comunicativo: dialogismo, polifonía e interacción. Esta pedagogía comunicativa y dialógica  se centra en la dimensión social del individuo, por eso devuelve al sujeto  el papel central del aprendizaje. El individuo es  sujeto agente, y no paciente, en el aprendizaje. De ahí que las actividades que desarrollan  la competencia lectora en los aspectos social y cultural deberían estar muy presentes en las aulas. Por ese camino apuestan las tertulias literarias dialógicas  de los clásicos.

¿En qué consisten?

En leer los clásicos en las aulas con la participación del alumnado de enseñanza secundaria, profesorado, padres y madres, bedeles, asistentes sociales, alumnado universitario…; en  una palabra, todos los miembros de la comunidad escolar.

¿Qué hace gente tan dispar en el aula?

Aportar su conocimiento. Todos tenemos inteligencia cultural y aportamos a la tertulia nuestra lectura, nuestras vivencias y conocimientos. Se sabe que la cantidad y la heterogeneidad de las  interacciones  produce más aprendizaje. Cuantas más interacciones, mejor.

¿Cómo se produce la interacción?

A través del diálogo igualitario. Todas las reflexiones y lecturas son válidas. Todas las aportaciones tienen la misma importancia y validez. La validez no la impone el argumento de autoridad, sino la fuerza de los  argumentos expuestos y acordados.

¿Para qué se lee?

Se lee para  disfrutar y aprender,  para dar sentido a las lecturas de los clásicos, para devolver a los lectores su voz, para convertirnos con las interacciones en sujetos de acción (nuestra reflexión, nuestra síntesis, nuestras inferencias, nuestros razonamientos) y de transformación, como decía Freire.

¿Dónde queda el conocimiento instrumental?

“El aprendizaje dialógico no se opone al instrumental, sino a la colonización tecnológica del aprendizaje” (R.Flecha). Las interacciones,  a través del  diálogo, hacen posible que adquiramos, a la vez, conocimientos académicos e instrumentales. Las tertulias no  excluyen los conocimientos técnicos o históricos; muy al contrario, necesita de éstos para que se produzcan  las  argumentaciones y las  transformaciones en los conocimientos.

¿Y  por qué sabemos que sirven para desarrollar la competencia lectora?

Porque la lectura de los clásicos  requiere  procesos varios; en primer lugar, de intrasubjetividad: leer, seleccionar, reflexionar, diferenciar las ideas según su importancia, sintetizar con nuestras palabras el fragmento analizado; también necesita procesos de intersubjetividad : leer en voz alta, verbalizar las ideas sintetizadas, defenderlas con argumentos, escuchar los nuevos argumentos o contraargumentos y, de nuevo, de intrasubjetividad: introducir los nuevos argumentos, contrastarlos con los nuestros, sintetizar lo que los otros dicen, diferenciar lo anecdótico de lo importante y añadir nuevos datos o conocimientos instrumentales , rehacer el conocimiento . Y así sucesivamente en cada una de las participaciones. De esta manera se trabajan todos y cada uno de los procesos de comprensión textual,  lo cual  garantiza, con el tiempo,  la creación de un lector muy  competente.

¿Por qué es una experiencia fiable? Porque viene refrendada por la comunidad científica que la ha  certificado como buena experiencia ya que, aparte de ser transferible a cualquier escuela, avala, con otras propuestas metodológicas, que este tipo de acciones ayuda a superar las desigualdades, hace disminuir el fracaso escolar, mejora sustancialmente el rendimiento escolar.

. (Included)

¿Cómo leemos?

Cada semana señalamos la hora de la tertulia. Leemos los libros en dos o tres sesiones. El participante tiene que  escoger un párrafo o fragmento del libro que considere interesante porque la ha suscitado algún recuerdo, reflexión, analogía con la realidad… El día de la tertulia se escoge un moderador o moderadora y un secretario o secretaria que recoge las aportaciones en una bitácora de lectura. Cada miembro interviene y lee su fragmento, después expone su reflexión con  los datos que crea necesarios, bien de su  experiencia o de sus conocimientos; el resto aportará su opinión sobre el texto y lo que le sugiere, al final se procurará llegar a un consenso sobre el aspecto analizado. La lectura no sigue un orden lineal. Si hay necesidad de profundizar en algo, se  busca la información pertinente.

Porque, si no, ¿qué nos queda de los clásicos?

Nos queda no leer a los clásicos, agobiar a alumnado con exámenes, con trabajos, interpretaciones unidireccionales; nos queda el  resumen del profesor  para aprender a resumir,  el análisis de las ideas principales  para aprender cuáles son las de los expertos y expertas, el de análisis de los personajes planos, redondos, el tiempo…y toda esa empoderada competencia lectora de nuestra asignatura sobre los clásicos y las técnicas de comprensión.

Y esto es lo que llevamos haciendo en  el IES Mungia desde hace 9 años. Este año  para los de  3º de la ESO  leeremos los cuentos de Canterbury, la Celestina, El Lazarillo de Tormes, Romeo y Julieta y , finalmente, Adiós a Sidonie , libro sobre una experiencia real del una niña gitana en el holocausto nazi. En 4º  leeremos  Werther de Goethe, Tío Goriot de Balzac, El corazón de las tinieblas de  Conrad y Carta al padre de Kafka.

¡Ay, este “ah” de algunos profes de  lengua! De este profesional  a la defensiva que  finalmente “te ha pillado”. Resulta que este profesor o profesora de Instituto solamente exige  éxito abrumador en las concepciones y en las metodologías innovadoras y nunca en las rutinarias, en las de siempre Si el alumnado participa activamente y de manera entusiasta en un taller de poesía , el problema ese l 10% que no lo hace. Pero, en una clase “normal”, las de “toda la vida”, no es ningún fracaso profesional que solamente manifieste interés una minoría. Queda fuera de toda responsabilidad docente.La sociedad, las familias, los propios alumnos , con su falta de entusiasmo por aprender, son siempre los culpables, porque ellos -estos profesores y profesoras – siempre hacen lo que hay que hacer .Pero si una persona innovadora les habla de otras formas de plantear las cosas -cuanta más teoría y datos aporte, peor-, el problema radicará en este 10%. al que no motivas lo suficiente. !Curiosa manera de velar por los derechos de las minorías¡(Juan Sánchez –Enciso)

Antxon González

IES Mungia

Algunas lecturas interesantes:

Aubert, A;Flecha, A; Garcái, Carme;Flecha, R;Racionero,S. (2009). Aprendizaje dialógico en la sociedad de la información. Barcelona: Hipatia.

Bakhtin,M(1999).el problema de los géneros discursivos. México  D.F: Siglo XIX.

Cassany, Daniel (2009) Para ser letrados. Barcelona: Paidós Educador

Durán,C;  Manresa, M. (2009). Entre países: la acción educativa en nuestro entorno. En T. C. (coord.), Lecturas adolescentes (págs. 59-111). Barcelona: Graó.

Flecha, R. (1997). Compartiendo palabras. Barcelona: Paidós.

Freire, P. (2002). A la sombra de este árbol. Barcelona: El Roure.

Freire, P. (2009). Pedagogía del oprimido. Madrid: Siglo XIX.

Jover, G. (2007). Un mundo por leer. Barcelona: Octaedro.

Moreno, V:(2009) . Lectura de la prensa y desarrollo de la competencia lectora.

Consultado el 26 de marzo de 2011 desde

http://www.mepsyd.es/cide/espanol/publicaciones/colecciones/mediascopioprensa/colmediascopioprensa03/colmediascopioprensa03.pdf

Pérez, P; Zayas F(2007) Competencia en comunicación lingüística.Madrid.2007 Sánchez-Enciso, J (2008). (Con) vivir en la palabra. Barcelona: Graó

Vygotsky,L.S(1995) Pensamiento y lenguaje. Barcelona:Paidós

Vygotsky,L.S(1996)El desarrollo de los procesos psicológicos superiores.Barcelona:Crítica

.

Anuncios