La comprensión lectora

Tomada de Adriano Agulló's con licencia CC

En la sociedad del siglo XXI, sociedad de la información y del conocimiento, es necesario acceder a la lectura de manera adecuada y alcanzar un grado suficiente de desarrollo de la competencia lectora para minimizar el riesgo de exclusión social, y favorecer el desarrollo personal, profesional y la participación social. Por ello, el desarrollo de la comprensión lectora es una de las tareas básicas de la escuela en la que están implicados todos los agentes de la comunidad educativa.

Para poder afrontar con éxito esta compleja tarea es necesario que el profesorado, no sólo el de lenguas sino el de todas las áreas, tenga una representación clara de qué significa “comprender”. A lo largo de los últimos años la  concepción sobre qué significa leer se ha modificado y enriquecido. Daniel Cassany en “Tras las líneas”, distingue tres interpretaciones sucesivas:

  • En un principio hay una aproximación de tipo lingüístico que supone que el significado está en el texto y es único y estable independientemente de los lectores.
  • En un segundo momento, paralelamente a la evolución de la psicología cognitiva y al desarrollo de la Pragmática, el acento de la comprensión se traslada al lector, quien mediante una serie de operaciones mentales y utilizando sus conocimientos previos construye el significado del texto.
  • Actualmente, el acercamiento a la comprensión, se sitúa en la concepción sociocultural que enfatiza el carácter social tanto de los conocimientos del lector como de gran parte de los significados del texto. Cada comunidad usa y conforma los textos de una manera peculiar dándoles un sentido específico. Leer se convierte así en una práctica cultural.

Tomada de Daniel Cassany, “Tras las líneas” Edit Anagrama, Barcelona 2006. pag. 25

Así pues,  la comprensión es un proceso que va mucho más allá de la mera decodificación del texto; exige poner en juego habilidades cognitivas complejas, movilizar el conocimiento del mundo y los conocimientos lingüísticos, y entender la lectura como una práctica social.

Todos estos aspectos marcan el camino para la enseñanza y el aprendizaje de la comprensión y requieren un trabajo específico en el aula cuyas claves pueden ser las siguientes:

  • Crear un contexto en el que la lectura tenga sentido.
  • Analizar cuidadosamente el texto que se va a leer con los alumnos.
  • Establecer unas metas específicas de comprensión.
  • Atender a dos niveles de comprensión: lo que dice el texto y la situación a la que se refiere.
  • Atender a las diferencias individuales.
  • Modelar los procesos de comprensión en voz alta.
  • Hacer preguntas que orienten los procesos mentales de los alumnos y alumnas.
  • Guiar la contestación a las preguntas con pistas y reglas.
  • Practicar con diferentes tipos de textos y preguntas.
  • Compartir la comprensión entre los alumnos.
10 claves para enseñar a comprender. Eduardo Vidal Abarca

Por último, en el portal leer.es se recogen las siguientes orientaciones y referencias que pueden ayudar en la práctica de enseñar y aprender a comprender:

10 claves para enseñar a comprender (ESO), Eduardo Vidal Abarca
10 claves para enseñar a comprender (Primaria). Eduardo Vidal Abarca
10 claves para aprender a comprender (ESO). Eduardo Vidal Abarca
10 claves para aprender a comprender (Primaria). Eduardo Vidal Abarca
10 claves para enseñar a interpretar.           Daniel Cassany
Berritzegune Nagusia . Hizkuntza arloa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s